¿Maltrato o trata de blancas?

¿Maltrato o trata de blancas?

Autor Teak Sato

Hace tiempo escribía esto por mis redes sociales sin saber si debería o no publicarlo. Hoy lo estoy releyendo y creo que hice bien por si a alguien le puede ayudar. A día de hoy sigue habiendo secuestros, maltratos, trata de blancas, etc. Nosotros a bordo deberíamos ser capaces de distinguir cuando las cosas no van bien del todo y saber cómo actuar.

Empezamos el embarque y una pasajera bastante nerviosa me pregunta si puede cambiarse de asiento, mi respuesta fue que todavía no porque el embarque no había terminado, no habían pasado ni dos minutos cuando se vuelve a acercar muy alterada para decirme que necesita sentarse con su pareja.

Comprobé que quedaba poco para terminar de embarcar y me ofrecí a buscar el sitio que me estaba pidiendo, la actitud de esta mujer era bastante rara, estaba nerviosa, no paraba de mirar a su pareja y tenía los ojos llorosos.

En ese momento no le di más importancia ya que me dijo que estaba asustada porque tenía miedo a volar y porque yo estaba intentando meter las mil maletas que quedaban en el pasillo. El vuelo duraba tres horas y media y cuanto más pasaba el tiempo más raro actuaba.

En el galley decido comentar con mis compañeras la situación para ver si era yo la única que estaba notando todo eso, ellas me contestaron que llevaban pendientes un rato porque se percibía la ansiedad de esta mujer.

Decido acercarme para ver qué tal “su miedo a volar” y la ofrecí venirse al galley conmigo para darle un vaso de agua, ella aceptó y se levantó de su asiento no sin mirar varias veces a su “pareja”. Nos sentamos en el jumpseat y empecé a preguntar: ¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras? ¿Vas de vacaciones? ¿Viajas sola? (Aun sabiendas de que me había pedido sentarse con su pareja), etc.

Ella de repente se pone a llorar sin poder hablar, vuelvo a preguntar si estaba viajando sola y si tenía algún problema aparte del miedo a volar, después de un ratito hablando admitió que lo que sucedía iba más allá del miedo a volar.

Unos minutos más tarde se recogió un mechón de pelo detrás de la oreja y me dejó ver un moretón que tenía en el pómulo. Directamente pregunté que cómo se había hecho eso y que si se lo había hecho él.

Ella llorando y sin negarlo me decía que estaba bien que no pasaba nada, que se había caído nada más. Mi respuesta fue: “No estoy aquí para juzgarte y no quiero saber la historia solo quiero ayudarte”. Ella seguía insistiendo en que estaba bien y yo seguía repitiendo que podíamos ayudarla, que este era el momento y que en cuanto pusiera un pie fuera del avión no íbamos a poder ayudar.

Finalmente le di un papel y un bolígrafo por si necesitaba decirme algo, así era algo disimulado y su “pareja” que estaba sentado una fila más atrás medio dormido no se enteraría, cogió el papel y se sentó. De su pareja, decir que también tenía un comportamiento bastante raro, no miraba a la mujer y ni si quiera le dirigía la palabra.

Yo no paraba de darle vueltas a lo que pasaría después del vuelo a si que entré en la cabina de los pilotos y les pedí consejo, ellos que son maravillosos me escucharon y me dijeron que si ella no decía claramente lo que pasaba no podíamos ayudarla. Me aconsejaron que siguiera intentando disimuladamente ver si ella me decía algo y entonces podíamos llamar a la policía.

Estaba frustrada porque estaba intentando por todos los medios darle la confianza a esa mujer para que confiara en todos nosotros y nos contara qué estaba pasando. Hablando de nuevo con los pilotos me hicieron preguntas y pensamos que podía ir más allá de un maltrato de pareja. Muchas respuestas se contradecían que fue lo que nos hizo pensar eso.

Habría sido muy fácil llamar a la policía para que estuviera ahí nada más aterrizar, pero si la mujer no decía nada y ella lo negaba delante de la policía cuando llegara a casa con ese hombre, la posible repercusión iba a ser peor.

Al final de cuentas ella no dijo nada directamente y nosotros no pudimos ayudar. Para todas esas personas que están pasando por algo así o parecido: Se que es difícil y que da miedo decirlo, pero por favor coged la mano del que os quiere ayudar.



1 pensamiento sobre “¿Maltrato o trata de blancas?”

  • Después de pasar unos dias con mi sobrina y mi hermana en Disneyland Paris, el vuelo de vuelta a Madrid, viajaban junto a mi, una mujer de color con su hijo de apenas meses, en sus brazos.

    En la fila de asientos de al lado iban mi sobrina y mi hermana, todo iba bien mientras comentábamos y recordábamos los momentos que habiamos pasado.

    A los pocos minutos de empezar a volar, la mujer empezó a llorar tímidamente, se secaba las lágrimas mientras daba de comer al pequeño. No le di importancia alguna, pensé que eran lagrimas de emoción, tristeza, alegria… algo humanamente normal por lo que puedas dejar atrás o por lo que se te viene en un futuro.

    Sus lágrimas y sus lamentos cada vez eran más intensos asi que le pregunté si se encontraba bien, cuando se giró, me miró y rompió a llorar de una manera desgarradora mientras negaba con la cabeza. Traté de tranquilazarla, le pedi al pequeño para cogerlo y que asi ella ue pudiera beber tranquilamente y limpiarse la cara.

    Ya más calmada le pregunte si queria hablar de algo para que se sintiera mejor, accedió y me contó que habia cogido sus ahorros para poder comprar los billetes, estaba huyendo…
    Me decia que se iba de Paris, de Francia, para empezar una nueva vida, su pareja la pegaba, la insultaba, no quería al crío.

    Al preguntarle si tenía familia o amigos en Madrid, rompió a llorar de nuevo… «no tengo a nadie, ni tengo donde ir…», del bolsillo se sacó un papel arrugado con un número de telefono apuntado, «cuando llegue a Madrid, tengo que llamar a este teléfono para que vayan a buscarnos». Lo dijo con cara de miedo, asi que pregunté si queria que avisara a la tripulacion para llamar a la policia por si tenia miedo de lo que podia encontrarse en Madrid, y me dijo que no.

    Viajaba sin equipaje, solo una maleta de mano… lo unico que se me ocurrió darle es mi numero de teléfono, mi hermana tenia mucha ropa de cuando mi sobrina era pequeña y se la podiamos dar para el que menos culpa tenía de nada, el pequeño!

    Al llegar a Madrid, le desee mucha suerte y ella me dio un abrazo agradeciendo todo, su mirada era algo como «muchas gracias por tu ayuda, pero no puedes hacer absolutamente nada…»

    ¿De que o de quien huía? ¿Dónde iba?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *