La salud mental sí importa.

La salud mental sí importa.

Para escribir este post he contado con la ayuda de Isaura la cual también tiene una web muy interesante. Hemos unido experiencias en la aviación al trabajar en largo y corto radio, y hemos querido compartir con vosotros algo que tiene más importancia de lo que se le da.

Como decía en mi tweet “Veo vídeos del maquillaje perfecto para volar, que si el cuerpo de tal manera para cumplir unos cuantos estándares pero, ¿para cuándo el tema de mantener la salud mental? Nadie habla de lo mucho que deberíamos cuidarnos mentalmente.”

Vivimos en un mundo donde se vive rápido, donde casi no nos paramos a ver más allá de las cosas. Vivimos con la presión de lucir perfectamente en el avión, perfecto maquillaje y perfecto cuerpo. Pero, al final del día lo que los pasajeros buscan en ti es una sonrisa, alguien que les calme, que les haga el vuelo más tranquilo y alguien que les aporte seguridad.

¿Cómo vamos a conseguir eso si nuestra cabeza está sometida a tanta presión? Y lo más importante, cómo lo vamos a hacer si no nos cuidamos por dentro primero. Es por eso que nació este post, para darle importancia a ello, y para que la gente comprenda que si, una imagen es una imagen, y está bien ver una “cara bonita”, pero si no partimos del interior el exterior no va a lucir bien.

¿Por qué es importante cuidarse mentalmente y no solo físicamente?

Si no cuidas tu salud mental puedes desarrollar ansiedad y estrés, no voy a entrar en detalle y descripciones de éstos términos pero cuando tu trabajo está a miles de pies de altura y en un espacio cerrado tu mente tiene que estar libre de cualquier estrés/distracción para así estar concentrado en lo que estás haciendo. La aviación es un trabajo precioso pero no permite errores.

Está claro que tienes que cuidar tu aspecto físico pero para verte bien por fuera tienes que estar bien contigo mismo y es mucho más importante que un maquillaje perfecto. Sí, es un topicazo como la copa de un pino pero si los cables de una lámpara están rotos no esperes que la bombilla brille.

Para ser tcp no tienes que tener el cuerpo “perfecto” aunque muchas compañías se empeñen en intentar tener modelos de pasarela a bordo, no tienes que estar soltera o pesar menos de cincuenta kilos. No hay un “cuerpo perfecto” porque la belleza es subjetiva pero si es importante que seas fuerte mentalmente. Tienes que tener una altura que te permita cerrar los compartimentos superiores y llegar a todo el material de emergencia en caso de necesitarlo. Tienes que tener claro que el pasillo del avión no es una pasarela y por lo tanto no estás desfilando para la colección de otoño/invierno, ser tcp no es eso.

Una de las cosas importantes que hace que no tengas buena salud mental es no darte prioridad. Es decir, no cuidarte a ti mismo por dentro y centrarte solo en el aspecto físico. Rodéate de personas que te aporten cosas buenas, descansa, mímate y sobre todo quiérete.

¿Cuáles son los primeros síntomas de trastornos mentales según la OMS?

  • Físicos: Dolores, trastornos del sueño.
  • Afectivos: Ansiedad, tristeza.
  • Cognitivos: Alteraciones de la memoria, dificultad para pensar con claridad.
  • Comportamiento: Abuso de sustancias, incapacidad para realizar tareas corrientes.
  • Alteraciones perceptivas: visual o auditiva.

Quiero centrar este post en unos criterios de salud mental de un importante psicoterapeuta , son una larga lista pero quiero mencionar aquellos que son básicos para trabajos como el nuestro.

AUTOACEPTACIÓN.

“Las personas sanas eligen aceptarse incondicionalmente a si mismas, aunque no necesariamente a sus conductas, y se niegan a medir su valor intrínseco según sus logros extrínsecos o según lo que otros piensen de ellas”

Desgraciadamente desde que nos ponemos el uniforme y entramos por la puerta del aeropuerto nos van a evaluar en todo, nuestra conducta , si sonríes más, si sonríes menos, si tienes el moño bien hecho, si te muestras demasiado segura, o demasiado insegura. Consejo: Antes de ponerte el uniforme, mírate al espejo, sonríe a quien tienes delante y repite: “Esta soy yo, con mis más y mis menos, Y SOY UNA PERSONA MARAVILLOSA.” Acepta lo que eres, acepta lo que ves ante ti y a partir de ahí todas las críticas hacia tu persona te darán igual.

ALTA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN.

“Las personas sanas pueden tolerar no obtener aquello que desean intensamente. Aceptan que ciertas situaciones injustas y desafortunadas son molestas y no catastróficas ni terribles”

Y esto, en nuestro trabajo, lo podemos ver desde el momento en el que nos presentamos a nuestra primera entrevista, cuando la compañía con la que has hecho la entrevista te dice un no estás seleccionada sin ningún motivo, esto frustra, y te empiezas a plantear qué has hecho o no para que se te de una respuesta así.

En el día a día, lo veremos por ejemplo cuando te toca un sobrecargo que te amarga el día o en ese pasajero que se niega a sentarse en el asiento que le toca y se enfada contigo.

Mi consejo, párate, respira y piensa: ¿Qué es lo peor que me puede pasar en esta situación?

REALISMO

“Las personas sanas no pierden tiempo tratando de lograr lo imposible o la perfección irrealista y sufriendo por no lograrlo”

Seamos claros, la perfección no existe. Está bien tener un mal día, está bien cometer errores (no estamos hablando de seguridad), somos humanos y fallamos cada día. Está bien no llevar el uniforme perfecto; Quizás un día tengamos una arruga y nuestro eyeliner no esté igual al cuarto salto, quizás algunos mechones se hayan salido del moño o durante una turbulencia inesperada tengamos una mancha de café en la camisa. Todo eso destruye esa “perfección” que aparentamos en la imagen y, es totalmente normal.

Recuerda siempre, en el mundo real, no somos máquinas, y en este trabajo pasa lo mismo.

TOLERANCIA A LA INCERTIDUMBRE.

“Las personas sanas tampoco suelen disfrutar de la incertidumbre, pero a diferencia de las personas perturbadas , la pueden tolerar y comprender que la realidad implica muchas dosis de incertidumbre”.

Personalmente esto era lo que yo peor llevaba en mis comienzos, acostumbrada a tener una vida planificada y unos horarios fijos, me di cuenta que mi vida dependía de una programación mensual o incluso semanal, y a veces ni eso porque siempre podía cambiar.

Tuve que aceptar poco a poco todo esto, incluso las imaginarias en casa, lo que implicaba o bien quedarme sin volar, o por el contrario tener que salir corriendo al aeropuerto para pasarme una semana haciendo vuelos fuera. Esta incertidumbre es parte de nuestro trabajo. Acepté y comprendí, amo lo que hago, y es parte de la magia que tiene vivir en el aire.

En cuanto al corto radio es prácticamente igual, dependes de una programación que no es fija. Por ejemplo, si llegas ese día tarde de un vuelo y al día siguiente tienes programados otros saltos y no cumples con el periodo estipulado de descanso, te cambian esos vuelos por otros o no haces ninguno directamente. La diferencia en este aspecto con el largo radio es que vuelves a casa al terminar los vuelos del día, es decir, siempre acabas en tu base (en mi experiencia)

TOLERANCIA.

“…Por ello, las personas sanas, toleran las conductas de otros aunque no sean las que ellos eligen o gustan, no culpan ni denigran a otros por sus comportamientos, ideas, razas, etc.”

Trabajamos con gente de todas las nacionalidades, todas las ideologías políticas, a diario tendremos choques culturales; No solo con los pasajeros, sino también con nuestros compañeros, que probablemente tengan unas costumbres, un comportamiento y una forma de expresarse totalmente distinta a la nuestra. Aquí es básico que sepamos convivir, y que, aunque haya cosas que no compartamos con los demás, debemos respetarlas y ser tolerantes.

Para finalizar con esto, nos gustaría enfatizar que afortunadamente cada día más y más empresas (no solo dentro del mundo de la aviación) están invirtiendo en contratar a profesionales de la salud mental para cuidar de sus trabajadores.

Ahora bien, después de haber leído esto, ¿crees en serio que la imagen es lo más importante?



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *